A los discípulos de Jesús, que somos todos los bautizados, el Señor nos asigna una misión. Ser cristiano no consiste sólo en estar adherido a la doctrina de Jesús sino en hacer la voluntad del Padre celestial tal como el propio Jesús nos dio ejemplo.

Aceptar esta misión, por nuestra parte, no es siempre fácil. Esto lo vemos en muchos personajes bíblicos:

Yahvé dice a Moisés en el Horeb: “Ve yo te envío a Faraón para sacar de Egipto a los hebreos”. Ante una tal hazaña Moisés encuentra una cantidad de excusas: “¿Quien soy yo para ir a Faraón y sacar a los israelitas de Egipto? No soy hombre de palabra fácil, soy torpe de lengua…”. Excusas para escudarse de lo que le parecía una difícil misión (Ex 3-4).

A Gedeón se le aparece el ángel del Señor para decirle que él salvará a su pueblo de la opresión. Este pobre no hace otra cosa que poner una serie de inconvenientes a lo que le piden: “Mi clan es el más pobre de Manasés, yo soy el último en la casa de mi padre”(Jc 6).

Jeremías respondió: “¡Ah Señor Yahvé! Mira que no sé expresarme, que no soy más que un muchacho” (Jr 1).

Ante nuestra cobardía como en la de los personajes citados, Dios insiste. Hace crecer una curiosidad, una incertidumbre en nuestro interior que no nos deja tranquilos, y que al fin, si tenemos un mínimo de buena fe, nos hace exclamar como al profeta Isaías: “Envíame Señor”.

Dios Padre se sirve de nosotros para hacer el bien. Si nos negamos a su petición, los que tenían que beneficiarse de nuestro envío se verán privados de lo que él quería hacer en su favor. ¿Hemos pensado alguna vez que habría sido de los israelitas si Moisés se hubiera echado atrás en la misión que le pedía Yahvé, si María de Nazaret no hubiese dicho: “hágase”, si Jesús no hubiera exclamado: “Padre que se haga tu voluntad y no la mía”?

No digamos tampoco que a nosotros Dios no nos ha pedido nada. Nuestra misión puede parecernos insignificante pero para el Señor nada es pequeño o grande lo importante es cumplir lo que nos pide.

Un comentario »

  1. Exelente reflexiòn !!! Me ayuda a no dejarme estar, hay momentos que siento que lo que yo haga tendrìa que hacerlo una persona màs joven.
    ¡ PÙES AHORA TE DIGO SEÑOR: ENVIAMÈ QUE YO TE OBEDECERÈ !!!! GLORIA A DIOS

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s