Hemos de considerar como días de suerte, mejor dicho la Gracia que muchos no tienen, de hacer ejercicios espirituales. Es un tiempo de reflexión y oración para saber cómo anda uno ante los compromisos que adquirió el día que comenzó a ejercer una profesión, un encargo y también de orar por tantas necesidades de las familias, de la Iglesia y del mundo.

Así que cuando vayas a un retiro y puedas pasar en algún momento delante del sagrario, de conversación con el Maestro (Jesús), preséntate tal y cual eres; y aprovecha el tiempo de reflexión (tiempo libre). Lo importante del retiro es  estar allí a los pies de Jesús con nuestras alegrías, esperanzas, dudas, ilusiones y también con nuestros sufrimientos, angustias y dolores.

Sí, porque la vida está entretejida de risas y lágrimas. De esta forma Jesús ha presentado sus necesidades y situaciones al Padre para que Él lo consuele y fortalezca a los que pasan por momentos difíciles, y también para que sepan darle gracias los que lo encuentran en un buen momento y se acuerden de ayudar a aquellos que necesitan una mano amiga, una escucha atenta.

Hemos de reflexionar mucho sobre la necesidad que tiene el hombre de hoy de ser comprendido, valorado, escuchado. Hemos de ser conscientes que es misión de todo cristiano y de toda persona de buena voluntad de ser “hermano” para el otro. Tanto si eres creyente o digas que no crees, el que sabe reír con el que ríe y llorar con el que llora es “prójimo” del que sufre, del que llora, del que es pobre. Pero no únicamente es pobre el que pasa hambre, que ciertamente lo es, y hay que trabajar por todos los medios para arrancarlo de esta situación, pero, ¡hay tantas otras pobrezas a nuestro alrededor! Éstas son menos visibles pero no por ello dejan ser menos apremiantes.

Por eso HAY QUE DARSE TIEMPO…
Darse tiempo para pensar…(este es el origen del poder)
Darse tiempo para leer…(esta es fuente de sabiduría)
Darse tiempo para orar… ( este es el mayor poder en la tierra)
Darse tiempo para amar y ser amado…(este es un privilegio dado por Dios)
Darse tiempo para ser amistoso… (este es el camino de la felicidad)
Darse tiempo para reír… (este es la música del alma)
Darse tiempo para trabajar…(este es el precio del éxito)

Siempre es necesario hacer un alto en el camino, un “bajarse del tren, para dejar las prisas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s