Para convencerse de que también ellos, y con ellos toda la sociedad que fuera formándose, debían abrazar la profesión de vida evangélica, mandó Francisco que por tres veces seguidas abrieran al acaso el libro de los Evangelios, y las tres veces se encontraron con el Evangelio de la misión de los Apóstoles. Vio en ello una disposición de Dios, y vuelto a sus discípulos les dijo: «Hermanos, ésta es nuestra vida y regla y la de todos los que quisieran unirse a nuestra compañía. Id, pues, y obrad como habéis escuchado».

Una alegría más para la Familia Franciscana del Perú, la consagración definitiva de 5 hermanos nuestros. Les damos la bienvenida calurosa a este caminar fraterno a nuestros hermanos. Queremos que este estilo de vida profética tenga más involucrados en la construcción del Reino de Dios en la tierra. Agradecemos a ellos por su vida y entrega total. 

«Abandonadas todas las cosas -añaden los Tres Compañeros-, se vistieron los dos el mismo hábito que hacía poco había vestido el Santo después de dejar el hábito de ermitaño; y desde entonces vivieron unidos según la forma del santo Evangelio que el Señor les había manifestado. Por eso, el bienaventurado Francisco escribió en su Testamento: “El mismo Señor me reveló que debía vivir según la forma del santo Evangelio”» (TC 29; cf. 1 Cel 24; 2 Cel 15).

Están cordialmente invitados!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s